Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

LOS 4 PRINCIPALES MIEDOS FINANCIEROS Y COMO SUPERARLOS

Prepárate para tu prosperidad aprendiendo a afrontar los 4 principales miedos financieros

Cuando converso con una persona sobre sus finanzas personales, siempre toco el tema de los miedos. Todos tenemos miedos financieros, sólo basta identificar cuáles son.

Muchas personas con las que converso le tienen pánico al presupuesto, otras personas me han contado que se les pone la piel de gallina cuando tienen que revisar sus estados de cuenta bancarios.

El problema con los miedos financieros es que si no los afrontas, te expones a tomar decisiones que pueden afectarte de por vida, como en el caso de la compra de una casa que está más allá de tus posibilidades.

Cuando te expones a una situación de riesgo o miedo, tú cerebro la identifica automáticamente y por instinto te impulsa a evadir esa situación. Lo que a la larga es peor.

Una de los mayores problemas al momento de superar los miedos financieros es la dificultad de identificarlos, para luego afrontarlos adecuadamente.

A continuación te presentamos los 4 principales miedos financieros en conjunto con algunas de las recomendaciones que aplican en cada caso.

1. Miedos al Presupuesto

Llevar un Presupuesto puede ser muy aterrador para algunas personas, sin importar la edad.

En YoPresupuesto hemos conocido un gran número de problemas producidos por no llevar ningún tipo de control del gasto del dinero.

Las personas piensan que tener un Presupuesto es más complicado de lo que realmente es. Llevar un Presupuesto no significa tener una vida de restricciones, más bien se relaciona con la libertad de gastar en lo que realmente deseas.

Un Presupuesto es la mejor herramienta que puedes utilizar para el control de tus finanzas.

En efecto, un Presupuesto te dirá exactamente:

  • Cuanto dinero tienes
  • Cuanto dinero puedes gastar
  • Cuanto dinero puedes ahorrar

Sabiendo todo lo anterior tendrás la confianza necesaria para alcanzar cualquier meta financiera que te propongas.

Si llevar un Presupuesto te hace sentir mal, probablemente es porque le tienes miedo. Enfréntate a esta situación para evitar meterte meterte en problemas financieros y de salud.

Enfrenta el miedo

La mejor estrategia para enfrentar este miedo, es comenzar gradualmente con pequeñas metas. Esto significa que poco a poco comiences a hacer un seguimiento a tus gastos.

En lugar de tratar de hacer un Presupuesto completo para el mes siguiente, comienza con un Presupuestos de menor tiempo:

  • Presupuesto diario: Puedes pasar una o dos semanas haciendo presupuestos para el día siguiente, de forma de ganar confianza y te apoyarte a seguir adelante.
  • Presupuesto semanal: Una vez que ya hayas dominados los Presupuestos diarios, comienza con la preparación de Presupuestos semanales.
  • Presupuesto mensual: El camino natural por lo tanto es culminar haciendo Presupuestos mensuales.

Si sigues esta estrategia, en poco tiempo podrás erradicar tus miedos al Presupuesto y comenzarás a recorrer firmemente el camino que te lleve hacia la prosperidad financiera.

2. Miedos a la honestidad

Los miedos a la honestidad están principalmente asociados al manejo de las finanzas en pareja. Si leíste nuestros posts anteriores sabes que existen varias formas de llevar las finanzas en pareja.

Si llevas las finanzas de forma conjunta con tu cónyuge, ocultar información sobre compras o mentir sobre nuevas tarjetas de crédito, puede ser una muy mala política.

De acuerdo a un psicólogos de EE.UU. este fenómeno se conoce como infidelidad financiera, es un hábito muy común en las relaciones y puede ser causal de divorcio. Analiza este caso de cerca ya que es una de las alertas financieras en las relaciones de pareja a las que debes estar atento.

En la mayoría de las relaciones de pareja los cónyuges no se piden consejos mutuamente para afrontar deudas, por miedo a las “discusiones” que surgirán con motivo de esos temas.

Enfrenta el miedo

Ambos, hombres y mujeres, deberían enfrentar el miedo a ser honestos. Ser honestos con nuestra pareja es la mejor política que podemos tomar y esto incluye el ámbito financiero.

Puedes comenzar con la honestidad en un terreno neutral: invita a tu pareja a tomarse un café y comienza a hablar de finanzas. Estudios demuestran que es menos probable que las personas pierdan la compostura en un lugar público (por ejemplo frente a un mesero).

Una buena forma de evitar las pequeñas mentiras y ser honestos con nuestras parejas es asegurándonos que cada uno tiene alguna forma de manejar y controlar su dinero.

3. Miedos al usar el crédito

Mientras que muchas personas no lo piensan ni un segundo al momento de abrir una tarjeta de crédito o para tomar un crédito que no necesitan, hay otras que temen obtener una tarjeta de crédito o endeudarse para situaciones que sí son meritorias.

Si este es tu caso, entonces necesitas manejar tu miedo pues utilizar sabiamente los créditos te beneficiará en el largo plazo.

Enfrentar el miedo

Si te aterroriza pensar siquiera en solicitar un tarjeta o por pedir un crédito, lo más recomendable que analices y trates de predecir lo que crees que sucederá si pides tarjeta o te endeudas con un crédito.

  • ¿Te preocupa gastar todo el crédito en cosas innecesarias y quedar con una deuda injustificable?
  • ¿Temes que te rechacen la solicitud de tarjeta y te sentirías mal por eso?

Si no confías en ti para gestionar y administrar un crédito, necesitas hacer frente a ese miedo directamente y ponerte voluntariamente en la situación que te da miedo (crédito).

Obtén una tarjeta de crédito con un límite bajo, lo mínimo posible y cuyo cupo no ponga en riesgos tus finanzas. Luego sólo llévala en algunas situaciones, por ejemplo, supermercado, para probar tu disciplina y superar el miedo.

Al abordar este miedo en etapas te ayudará a confiar en ti mismo con el crédito y utilizarlo sabiamente, lo que te beneficiará en el largo plazo.

4. Miedos de revisar las cuentas

Evitar revisar las cuentas (apilando las boletas) o hacer vista gorda de los estados de cuenta del banco, tarjeta de crédito o del reporte de algún crédito, puede ser devastador para tu situación financiera.

No revisar los estados de cuenta del banco te pueden llevar a:

  • Pagar montos altos por concepto de sobregiro
  • No tener suficiente dinero para pagar las cuentas a tiempo
  • Hacerte responsable por errores del banco (cobros indebidos que no sucedieron).

Es importante que sepas que evitar revisar tus estados de cuenta bancaria, no hará que tus finanzas mejoren.

Enfrentar el miedo

La mayor parte de las personas no afronta este miedo porque no sabe. Pero esa no es una excusa para ti si quieres prosperar.

Debes ser valiente y obtener el apoyo de alguien que te ayude a revisar e interpretar tus documentos financieros.

Sólo de esta forma podrás entender en qué situación financiera estas y tomar las decisiones adecuadas para que alcances tus metas.

Si no conoces a nadie con experiencia que te pueda ayudar para enfrentar este miedo, entonces, envíanos tus dudas, nosotros estaremos felices de apoyarte en el proceso.

Si tienes alguno de estos miedos financieros, no te sientas mal, la mayoría de las personas los ha sentido al menos una vez en su vida.

Recuerda nuestros consejos para afrontarlos. La receta es siempre la honestidad y el ajustarse a la realidad del gasto.