Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

LO QUE REALMENTE NOS HACE FELICES RESPECTO AL DINERO

Científicos descubren 3 actividades que te permiten ser más feliz con el dinero que actualmente tienes

Dos renombrados científicos de los Estados Unidos se dedicaron a estudiar los efectos del dinero sobre la felicidad de las personas.

Una de las áreas estudiadas fue la sensación de felicidad, ante un premio financiero. Se aumentó (hipotéticamente) al doble el dinero que recibe una persona y luego se le preguntó qué harían con este dinero adicional.

Muchas respuestas estuvieron asociadas a los siguientes temas:

  1. Más salidas de vacaciones a lo largo del año
  2. Mayores salidas a cenar más seguido
  3. Comprar la casa de sus sueños

Pareció fácil hacer que la mente de las personas encuestadas volara y pensara en todas las cosas que podría hacer ahora que su ingreso se había duplicado. Pero lo más importante del estudio estaba relacionado con saber si:

¿Serían doblemente felices las personas ganando el doble de dinero?

Muchas personas podrían responder con un SÍ rotundo, pero lo que realmente hace feliz a una persona respecto al dinero, desde una perspectiva científica, no es tan evidente.

De acuerdo al estudio desarrollado en Estados Unidos por lo autores Norton y Dunn (“El Dinero Feliz: La Ciencia de Gastar”) demostraron que las personas que duplicaban sus ingresos eran sólo un 9% más felices.

Es interesante lo que concluye este estudio: el doble de ingresos no alcanza a entregar un 10% más de felicidad.

Por lo tanto si hoy te encuentras bien con el dinero que ganas te damos 3 consejos para que puedas ser más feliz utilizándolo.

1. Gasta menos, será mejor

En nuestra cultura se da por aceptado en casi todos los ámbitos que “más es mejor”.

TE PODRÍA INTERESAR |  EL ESTRÉS FINANCIERO PUEDE ESTAR DAÑANDO TU SALUD

Pero con respecto al gasto de dinero, Norton y Dunn muestran que “gastar menos es mejor”.

Uno de los hallazgos del estudio es que gastar menos en compras para satisfacer tus gustos puede hacerte más feliz.

De acuerdo a Norton esta situación se explica por el efecto psicológico de la escases: una vez que alguien consigue mucho de algo (relojes, carteras, zapatos, etc.) la felicidad que puedes obtener por cada compra adicional decrece en el tiempo.

“Ésa es la razón por la que el primer bocado de un pie de limón sabe mucho mejor que el número 10.”

Cómprate cosas materiales ocasionalmente (baja tu nivel de gasto) e incrementarás la cantidad de satisfacción y felicidad cada vez que compres.

2. Prefiere las experiencias a los bienes materiales

Los investigadores recomiendan invertir en experiencias en lugar de bienes materiales.

Viéndolo de otra manera, es mejor recortar el gasto en artículos electrónicos y ropas con el objetivo de ahorrar dinero para vacaciones o salidas con los amigos.

También puedes intentar eliminar hábitos de gasto pequeño (como el café de la mañana), y guardar ese dinero para experiencias más gratificantes.

Todas las experiencia que tengas pueden ser una fuente de múltiples sensaciones de bienestar, por ejemplo unas vacaciones especiales:

  • Disfrutas con la idea de salir (previo al evento)
  • Disfrutas durante el evento (ej. las vacaciones)
  • Disfrutas posterior a la salida, cada vez que revives la experiencia (viendo fotos, contándole a amigos, etc.).

Tú puedes hacer lo mismo (gratis) “saboreando” los sentimientos positivos de alguna experiencia que te entregue felicidad.

3. Haz donaciones por caridad

En los dos puntos anteriores hemos visto algunas posibilidades para que cambies la forma en que gastas tu dinero. Esto requiere de que cambies algo de tu comportamiento (lo que no siempre es fácil).

TE PODRÍA INTERESAR |  SI TU DINERO NO TE ALCANZA, NO ES QUE SEAS POBRE

Pero por otro lado existe otro medio científicamente comprobado que te permitirá aumentar tu felicidad gastando tu dinero, eso si, siempre que no lo gastes en ti mismo!.

Norton y Dunn entregaron USD 20 a los participantes del estudio y les pidieron que decidieran si se quedarían con ellos o los donarían.

Aquellos participantes que donaron los USD 20, se sintieron mucho más felices que sus otros compañeros.

Esta respuesta parece ser universal ya que los investigadores obtuvieron resultados similares alrededor del mundo y entre personas de diferentes edades.

El estudio también consideró a niños pequeños (reconocidos como personas que no son buenas para compartir) y mostró que los niños fueron más felices regalando galletitas que disfrutándolas ellos mismos solitariamente.

Si deseas obtener la mayor felicidad de tus actos de caridad, intenta donar montos menores, pero con mayor frecuencia. Esto es mucho mejor que entregar una gran cantidad a tu entidad de caridad favorita, una vez al año.

En resumen: “Lo que hacemos con nuestro dinero juega un rol mucho más importante que la cantidad de dinero de que disponemos”.