Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

EL ESTRÉS FINANCIERO PUEDE ESTAR DAÑANDO TU SALUD

Aún cuando algunos científicos señalan que pequeñas dosis de estrés pueden ser beneficiosas para la salud, un estudio mostró que estar bajo mucho estrés financiero se relaciona con enfermedades.

El estudio no habla en términos generales del estrés, habla en particular sobre el estrés financiero y como éste puede derivar en enfermedades físicas.

Que estés estresado financieramente no significa que vayas a enfermarte, pero te recomendamos que tengas presente lo que te contamos en este artículo.

1. ¿Qué tan malo puede ser el estrés financiero?

Si eres una persona que ha podido pagar todas las deudas que has contraído, y vives en línea con tu presupuesto debes tener claro que el dinero es una fuente de estrés bastante común.

Un estudio realizado en Estados Unidos durante 2011 mostró que de las ocho principales fuentes de estrés, cinco de ellas son de origen financiero:

  • Dinero
  • Trabajo
  • Economía
  • Estabilidad laboral
  • Gastos del hogar

El estudio examinó el estrés generado por las deudas, es decir la presión que una persona puede sentir cuando debe dinero y los efectos que este hecho puede tener en su salud.

Los resultados muestran cinco enfermedades que fueron asociadas directamente con las deudas:

  • Dolor de cabeza y migraña (44% con alto estrés por endeudamiento versus 4% con bajo estrés por endeudamiento )
  • Depresión (23% versus 4%)
  • Ataque al corazón (6% versus 3%)
  • Tensión muscular y baja tolerancia al dolor (51% versus 31%)
  • Ulceras y problemas digestivos (27% versus 8%)

2. Es posible contrarrestar estos efectos

Lo que acabamos de mencionar no significa que si estás estresado por asuntos monetarios estés condenado a enfermar. A continuación te mostramos técnicas para reeducar tu cuerpo y tu mente para reducir las probabilidades de enfermedad:

TE PODRÍA INTERESAR |  LOS 4 PRINCIPALES MIEDOS FINANCIEROS Y COMO SUPERARLOS

3. Llega hasta la raíz del problema

El término “Estrés financiero” es bastante amplio, que alguien diga que “está estresado por las deudas” es algo muy general y no necesariamente indica el origen del problema.

Por lo tanto, es recomendable que identifiques claramente:

  • ¿Qué es exactamente lo que lo estresa?
  • ¿Un monto de deudas muy alto?
  • ¿Preocupado de que tus ingresos no cubran tus costos?
  • ¿Miedo de que pueda haber una emergencia y no puedas cubrirla?

Una vez que identifiques el problema, puedes comenzar a dar pequeños pasos para solucionarlo.

Si estás estresado por el sobre endeudamiento primero debes pensar dónde te gustaría estar dentro de unos meses en términos financieros (ej. sin deuda, con ahorros, etc.).

A continuación lee sobre la importancia del control del dinero y analiza si el estándar de vida que llevas se relaciona con tus ingresos.

La única manera de salir del endeudamiento es comenzar a recorrer el camino correcto y debemos decirte que generalmente la parte más abrumadora del estrés monetario es que nadie sabe por donde comenzar. La respuesta es sencilla: comienza con un presupuesto.

2. Canaliza y comunica

La Doctora Kate Levinson, psicoterapeuta y escritora sobre temáticas relativas al manejo saludable del dinero, dice:

“Es importante conversar con otros sobre nuestras presiones financieras, no hay que dejar que la vergüenza por una situación financiera o la autocritica nos detengan para conseguir apoyo profesional” 

“Conversar con otros no solamente nos ayuda a resolver el problema, también nos puede ayudar a no sentirnos solos y a no aislarnos en el manejo de la situación”

“¡Esto es increíble!, estudiar el problema financiero con otra persona, definitivamente nos lleva a sentirnos mejor y a ver alternativas de solución que habíamos pasado por alto”

Si no puedes conversar con amigo o familiar puedes hacernos tus comentarios en nuestra página de Facebook donde podemos tener conversaciones diarias con personas que desean mejorar su situación financiera.

TE PODRÍA INTERESAR |  APRENDE DE PSICOLOGÍA FINANCIERA PARA ALCANZAR TUS METAS

3. Ejercicio físico

El ejercicio es una de las mejores cosas que podemos hacer para estar mejor. Existen ejercicios físicos para cada tipo de presupuesto desde los gratuitos (salir a correr) hasta los pagados (ir al gimnasio).

The Mayo Clinic recomienda que cada persona realice entre 30-60 minutos diarios de ejercicios moderados. Si no tienes tiempo para el gimnasio, deja tu auto estacionado más lejos o bájate antes del transporte público y preocúpate de caminar más.

4. Descansa la vista

Es común que consideremos a nuestros ojos como una parte de nuestro cuerpo que funcionará siempre al 100%.

Sin embargo la tensión del ojo es una de las mayores causas de dolor de cabeza y migraña (síntoma médico que mostró la mayor diferencia entre los que tenían un alto nivel de deudas vs los que tenían un bajo nivel de deudas).

El estudio no abordó la mecánica exacta, de por qué las personas estresadas por dinero tenían más dolores de cabeza, si identificó una de las causas: las personas con estrés monetario se estaban concentrando intensamente en sus computadores.

Siempre que estés cansado, fuérzate a tomar un descanso siguiendo la regla 20-20-20: cada 20 minutos fija la vista por 20 segundos en un objeto que esté a 20 pasos de distancia.

Puedes tener un trabajo con alto estrés, pero puedes hacer tu cubículo más cómodo, ergonómico y en ultima instancia más productivo y libre de estrés siguiendo la regla 20-20-20.

5. Cambiar tus hábitos alimenticios

Sabemos puede ser duro encontrar tiempo para cocinar, especialmente cuando tenemos muchas cosas que hacer.

TE PODRÍA INTERESAR |  EL PODER DEL PENSAMIENTO NEGATIVO PUEDE MEJORAR TUS FINANZAS

Sin embargo, como nuestras madres nos han estado diciendo desde niños: comer comidas saludables es la clave para permanecer sano. Bueno, ¡eso es cierto!

Pequeñas ideas para que lo logres: existen recetas saludables, ricas y baratas, varias de las cuales requieren de más organización en la cocina que de tiempo para prepararlas.

Si realmente no tienes tiempo, está bien comprar comida envasada para ahorrar algunos minutos, pero te recomendamos que te fijes en los ingredientes de los alimentos y escojas los más sanos.

6. Dormir bien

Si tu problema es conciliar el sueño, trata con el clásico vaso de leche tibia.

No te preocupes por los fundamentos científicos de este vaso de leche, incluso si sólo es efecto placebo, la sensación reconfortante que te da puede ser suficiente para calmar los nervios y ayudarte a dormir.

Por último si estás abrumado, estresado o simplemente no tienes tiempo para dormir 8 horas durante cada noche, prueba algunas técnicas para dormir mejor.