Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

CÓMO HABLAR DE DINERO CON TU PAREJA

Cómo hablar de dinero con tu pareja. Una de las decisiones financieras más importantes que tienes que tomar, no tiene relación con comprarse una casa, invertir en acciones o depósitos…sino que se trata de con quién decidirás pasar el resto de tu vida y si esa persona es compatible con tu “personalidad financiera”.

Para la mayoría de las personas éste es un tema incómodo, de hecho muchos sólo lo tratan en privado (si es que lo tratan).

Las personas se sienten más cómodas hablando de sus vidas amorosas que de sus vidas financieras.

Las personas odian hablar de dinero con casi cualquier persona, no solo con desconocidos, sino también con la gente con la que tienen una relación de pareja. Para muchas parejas, el dinero no es un tema que puedan hablar abiertamente. Según un estudio realizado en Estados Unidos, cuatro de cada 10 personas casadas ni siquiera saben cuánto dinero gana su cónyuge. Y el 40% de las parejas ni siquiera hablan de dinero antes de casarse. El problema con esto es que los problemas de dinero son un gran predictor de divorcio. No solo es importante hablar sobre el dinero en tu relación, es absolutamente crucial si quieres que tu relación sea sólida en todos los aspectos.

Ideas sobre Cómo comenzar a hablar de dinero con tu pareja

Una vez que sepas que tu relación se está transformando en algo serio (o si ya tienes una relación seria), debes sentarte con tu pareja y hablar sobre tu situación financiera: pasada, presente y futura. No siempre es tan fácil hallar el momento para hablar de dinero con tu pareja. Aquí hay algunas ideas que puedes usar para iniciar una conversación de dinero con tu pareja:

  • Para evitar sorpresas desagradables en el futuro : “Antes de hablar sobre cómo mudarnos juntos, debemos hablar sobre nuestras finanzas“.
  • Para asegurarse de que tu compañero/a no se sienta juzgado/a: “Me gustaría hablar de mi situación financiera y mis metas contigo, y me gustaría aprender sobre la tuya”.
  • Para asegurarte que la otra persona está comprometida: “Dado que nuestra relación está llegando al siguiente nivel, me gustaría conocer más sobre tus finanzas y yo también quiero hablarle sobre las mías”.
  • Para abordar la conversación de forma casual :  “Sé mucho sobre ti, pero no sé sobre tu vida financiera”.

Ten cuidado cuando inicies este tipo de conversaciones porque la otra parte ente puede estar muy a la defensiva sobre sus problemas de dinero; además el dinero es un tema cargado de vergüenza y juicio, y a nadie le gusta sentirse avergonzado o juzgado. 

Las ideas que te presenté funcionan bien porque no son acusatorias. No estás colocando entre la espada y la pared a la otra persona.

Guía ​​Finanzas​ en ​Pareja

​El dinero es un tema cargado de vergüenza y prejucios​, y a nadie le gusta sentirse avergonzado o juzgado. Guía PDF para que aprendas a las mejores técnicas para llevar las finanzas en pareja.

Temas que necesitas discutir con tu pareja al hablar de dinero

Una vez que tu pareja esté de acuerdo en conversar sobre las finanzas de la pareja, hay algunos temas importantes que debes discutir: pasado, presente y futuro.

El PASADO financiero

Habla sobre cualquier deuda que hayas tenido en el pasado. ¿La pagaste? ¿Quedó pendiente? Además, conviene que hables sobre cuál era la situación financiera de tu familia durante tu infancia; parece una exageración, pero pregúntale a cualquier profesional de la salud mental y ellos te dirán: las experiencias de nuestra infancia juegan un papel muy importante en nuestros hábitos futuros. Por lo tanto, es importante comprender las experiencias tempranas de tu pareja con el dinero y cómo podrían moldear su visión actual del mismo.

Prueba con estas ideas para comenzar la conversación: 

  • “¿Cuáles son tus primeros recuerdos del dinero? Mi familia trabajó duro para ganar dinero, ¿cómo fue en tu caso? 
  • “¿Qué pasa con las deudas? ¿Alguna vez tuviste problemas con las tarjetas de crédito, tal como le ha pasado a muchas personas?

Recuerda que estos temas pueden ser temas delicados, así que mantén el objetivo de la conversación centrándose en el hecho de que muchas personas tienen problemas de dinero pasados.

Tu PRESENTE financiero

Habla sobre cualquier objetivo financiero en el que estés trabajando actualmente o sobre cualquier contratiempo que puedas estar enfrentando. ¿Hay algún gasto grande que estés pagando en este momento? Habla acerca de tus ingresos y de tu presupuesto también.

Prueba con estas ideas: 

  • “Mi meta financiera es [inserta aquí la meta], ¿cuál es la tuya?”
  • “En este momento, estoy enfocado/a en mi crédito estudiantil [o cualquier otra cosa que estés enfrentando], ¿cuál es el tuyo?” 
  • “Hablemos de cómo hacemos nuestros presupuestos. Mi ingreso es de $1000 al mes y mis gastos son de aproximadamente $80 al mes”.

Tu FUTURO financiero

Finalmente, comparte tus metas para el futuro. Estas no solo tienen que ser específicas sobre el dinero, como “tener ahorro para la jubilación”. Habla sobre tus sueños, como comprar una casa, criar hijos, ir de vacaciones por el mundo, lo que sea. Todas esas cosas cuestan dinero, por lo que las finanzas inevitablemente serán parte de este punto.

Prueba con estas ideas para comenzar la conversación: 

  • “Algún día me gustaría jubilarme y vivir en Brasil. Estoy tratando de maximizar mis ahorros para que eso suceda algún día. ¿Cuáles son tus metas para el futuro?” 
  • “Mi sueño es comprar una casa algún día, en este momento, estoy pagando mi crédito estudiantil; no sé si podré comprar la casa pronto pero es algo que estoy investigando. ¿Que pasa contigo? ¿Cuáles son las cosas que quieres lograr en la vida? 
  • La última ideas es algo “cursi”, pero vale la pena probarla: Pregunta “¿Qué harías con un millón de dólares?” . ¿Es cursi? Un poco Pero puede ofrecer una visión interesante de cómo alguien trata y piensa sobre el dinero.

Para hacer las cosas aún más fáciles, usa esta lista de verificación con temas específicos para discutir al momento de hablar de dinero con tu pareja:

Debes abordar estos temas ya sea que estés hablando de dinero por primera vez o en una relación establecida. Por supuesto, los problemas financieros pasados ​​siempre estarán ahí, pero tus objetivos financieros actuales y futuros ciertamente pueden evolucionar, y probablemente lo harán.

Encuentra tu “comportamiento financiero”

En este artículo (está en inglés) el Dr. Brad Klontz, un psicólogo financiero, identificó cuatro “comportamientos financieros” que la mayoría de nosotros tenemos cuando se trata de administrar nuestro dinero. Con “comportamiento financiero” simplemente nos referimos a un conjunto de hábitos, creencias y opiniones que una persona sostiene con relación al dinero. Éstos son los cuatro comportamientos financieros:

Comportamiento 1: Evitar el dinero

Las personas con esta comportamiento creen que el dinero es malo, que los ricos son codiciosos y que no merecen dinero.

Comportamiento 2: Vigilar el dinero

Las personas con este comportamiento son austeras con los gastos, les importa ahorrar y ser discretos sobre cuánto tienen o ganan. Hacen un seguimiento meticuloso de sus gastos y pueden tener dificultades para comprar cosas

Comportamiento 3: Asociar dinero con Status

Las personas con este comportamiento asocian el dinero con el status, ellos creen que poseer lo más nuevo y lo mejor confiere status.

Comportamiento 4: Adorar el dinero

Las personas con este comportamiento están convencidas de que más dinero resolverá todos sus problemas, creen que el dinero trae poder y felicidad, además persiguen el dinero y nunca están satisfechos con cuánto ellos tienen.

Ninguno de estos comportamientos financieros es inherentemente bueno o malo. Cualquiera de ellos puede trabajar en tu favor o en tu contra, para que trabajen a tu favor sólo tienes que saber cómo tratar con cada tipo de comportamiento financiero. Es mucho más fácil lidiar con un comportamiento cuando lo tienes identificado, así que siéntate con tu pareja e intenta identificar qué tipo de comportamiento financiero tiene cada uno.

Una persona puede tener más de un tipo de comportamiento financiero. Además, es probable que tú te identifiques con un tipo de comportamiento financiero mucho más que con los otros, por ejemplo, puedes ser una persona que adora el dinero y aún tener los hábitos de una persona que tiene una personalidad que vigila del dinero.

Siéntate con tu pareja y averigüen dónde están parados. A continuación, te propongo algunas preguntas que pueden hacer para tratar de determinar qué tipo de comportamiento financiero tiene cada uno. Las preguntas que se muestran más abajo pueden parecer preguntas tontas, pero te aseguro que te servirán para encontrar respuestas si te tomas el tiempo de responder con seriedad y profundidad.

  • ¿Cómo fue crecer para ti con dinero? ¿Cuál era el status socioeconómico de tu familia?
  • ¿Qué te enseñó cada uno de tus padres sobre el dinero?
  • ¿Cuáles son tus mayores temores financieros? ¿Cuáles son tus metas financieras más importantes?

A la gente le gusta decir que si no están en sintonía financiera con tu pareja, la relación no va a funcionar. Eso no es cierto en todos los casos. Lo que pasa con las relaciones es: lo que crees que es el problema nunca es el problema REAL. Es lo mismo con el dinero. Siempre hay un problema más grande, que acecha más profundo: problemas de intimidad, falta de respeto, mala comunicación.

Es muy probable que tú y tu pareja tengan opiniones diferentes sobre el dinero, pero eso no significa que estén condenados. Si pueden comunicarse y respetar las opiniones de los demás, pueden trabajar para estar juntos. Pero, aunque sea majadero, ¡deben saber cuáles son sus comportamientos financieros en primer lugar!

En otras palabras, poner una etiqueta a nuestros hábitos hace que sea fácil ver cómo podemos entrar en conflicto con el dinero. También nos ayuda a evitar esos conflictos en el futuro.

Cómo evitar una gran discusión al hablar de dinero con tu pareja

Tu relación puede funcionar incluso si tú y tu pareja tienen ideas opuestas sobre el dinero. Pero eso no significa que nunca discutirán sobre dinero.

Aquí hay un consejo que puede servir: cuando vayas a conversar temas financieros con tu pareja, tengan esas conversaciones en lugares públicos. Vayan a una cafetería o a un restaurante y hablen sobre estos temas. Es fácil que una conversación sobre el dinero se convierta en una discusión, pero cuando están en público, todo es más tranquilo. Después de todo, nadie quiere ser parte de la pareja que se pelea por el dinero un Starbucks, por lo que es más probable que la conversación sea más fría.