Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

3 RAZONES FINANCIERAS POR LAS QUE LAS PAREJAS CASADAS DISCUTEN

Contrariamente a lo que se podría pensar, cuando se trata de relaciones, más dinero no necesariamente entrega más felicidad.

Es importante tener en cuenta el panorama general. Puedes asumir que si tu presupuesto, tu flujo de caja mensual y tus metas financieras están en orden, tendrás una relación feliz. Sin embargo, en el 70% de los casos ésta no es la realidad (datos de EE.UU.).

Los puntos de vista financieros influyen en cada decisión que toma una pareja, tanto en cosas grandes como son: una casa y un automóvil, como en los detalles mundanos tales como el tipo de café que tomamos y la marca de zapatos que usamos. Pero, ¿Cómo afecta esta situación a una relación de pareja?

Aquí tenemos un ejemplo: Un esposo llama a su esposa la “Sargento Dinero”, porque en cuánto el entra a su casa, comienza el siguiente diálogo:

Ella: ¿A dónde fuiste a almorzar?
Él: Hoy fuimos a un restaurante cerca de la oficina.
Ella: ¿Qué comiste?
Él: Un mix de ensaladas con pollo a la plancha.
Ella: ¿Cuánto te costó?
Él: Creo que como seis mil.
Ella: ¡Seis mil por un mix de ensaladas con pollo a la plancha!

Si esta conversación te suena familiar, no estás solo/sola. Aquí hemos enunciado a tres de los culpables de la tensión financiera en una relación de pareja.

1. El ADN financiero de cada miembro de la pareja

Si bien no existe un gen específico para el dinero, la forma en que lo miras, lo sientes y lo manejas está tan incrustado en ti como el color de tus ojos. Algunas personas dicen que (al igual que el color de ojos) “se nace con ello”.

Guía ​​Finanzas​ en ​Pareja

​El dinero es un tema cargado de vergüenza y prejucios​, y a nadie le gusta sentirse avergonzado o juzgado. Guía PDF para que aprendas a las mejores técnicas para llevar las finanzas en pareja.

¿Discutes con tu cónyuge por temas de apreciación del uso del dinero?

Los adultos tienen una inclinación y una apreciación natural respecto del uso que se le debe dar al dinero. Esta apreciación no es fácil de contradecir, si por algún motivo se desea hacerlo.

Lo importante es que sepas con precisión qué tipo de persona eres al momento de usar el dinero, de la misma forma saber qué tipo de persona es tu cónyuge. Para apoyarte expertos han definido cinco personalidades respecto al dinero:

  1. El ahorrador
  2. El gastador
  3. El tomador de riesgo
  4. El solicitante de la seguridad
  5. El soñador

Los expertos mencionan que cada persona tiene una combinación de dos de las cinco personalidades de dinero, conocidas como la dominante o primaria y alternativa o secundaria.

Si quieres tener menos dificultades con tu pareja en este importante tema, te recomendamos que identifiques tu personalidad y la de tu pareja y generes una estrategia para llevarlas.

2. Visibilidad financiera

La visibilidad financiera se refiere a la forma que vemos la vida y como tomamos las decisiones que nos afectan financieramente. Nuestra visibilidad financiera es la que nos motiva entre otras cosas a:

  1. Esperar hasta que un suéter esté en liquidación
  2. Poner el 30 por ciento de nuestro sueldo en su cuenta de ahorros
  3. Pagar una ronda de tragos para todos nuestros amigos

El dinero toca cada decisión que tomamos y la visibilidad financiera se muestra e impacta muchos aspectos de nuestras vidas. Algunos ejemplos de este impacto (de seguro conoces a alguien) en las decisiones diarias de cada una de las 5 personalidades que definimos previamente:

  1. El ahorrador encontrará la mejor oferta
  2. El gastador tiende a ser dador de regalos
  3. El tomador de riesgo “se la juega por lo que quiere”
  4. El buscador de seguridad necesita un plan
  5. El soñador no deja que el dinero obstaculice sus decisiones

3. Me casé con mi polo opuesto (financiero)

Estudios realizados en Estados Unidos muestran que muchas parejas experimentan un fuerte dolor y pánico financiero en el matrimonio. La razón es que en torno al 75% de las parejas que se casan, lo hacen con una persona que es su polo opuesto financiero.

Teniendo esto en consideración no nos debería extrañar que el 70 por ciento de los divorcios en Estados Unidos (y en la mayoría del mundo) citen el dinero como la razón de su separación.

Pero atención porque el estar casado con tu polo opuesto no tiene que ser la causa de la ruina de tu matrimonio o finalmente la separación. Cuando estás en pareja debes conversar de dinero y de la forma en que lo gastas. La buena fe y las ganas de estar en conjunto son las únicas formas de prosperar financieramente en pareja. Si deseas saber más, revisa nuestro artículo “Las mejores formas de llevar las finanzas en pareja”.