YoPresupuesto

SALIENDO DE LA DEUDA EN 5 PASOS

Si no estás tranquilo por tu situación financiera, debes saber que no estás solo, de hecho, más del 70% de las familias se encuentra endeudada o sobre-endeudada, muchas de las cuales trabajan arduamente durante años para salir adelante, sin resultados favorables. ¿Por qué?

La principal razón de que las personas y familias no puedan terminar con sus deudas es que no tienen una metodología que les guíe paso a paso para mantener el equilibrio de gasto/ahorro. Teniendo esto en cuenta preparamos este artículo que en un par de líneas pretende darte la información fundamental para que junto a nosotros vayas  saliendo de la deuda en 5 pasos.

1. Fíjate una meta y una fecha límite para alcanzarla

Para salir de la deuda, lo primero que debes hacer es saber a qué te enfrentas, es decir a quién le debes y cuánto le debes. Revisa los números y comprométete con un meta concreta y una fecha límite para alcanzarla.

Tu objetivo debe ser concreto, por ejemplo, pagar tu deuda de la línea de crédito. Además debes imponerte una fecha para cumplir la meta que te propongas, por ejemplo, antes del 31 de diciembre de 2013.

Si bien el objetivo es importante, también lo son los plazos involucrados, el plan que definas para lograr tu objetivo y la rigurosidad que tengas; como verás, todo depende de ti.

Te recomendamos que sigas la estrategia de las pequeñas metas y pequeñas victorias, por ejemplo, puedes proponerte pequeñas metas diariamente (ej: ahorrar los $1,000 del café), y cada vez que lo puedas lograr estarás más cerca de tu objetivo.

2. Sé realista contigo mismo

Recuerda que eres un ser humano y que como tal tienes defectos. Si no quieres frustrarte en el proceso de logro de tus metas no esperes ser alguien perfecto o que logra resultados olímpicos con poco entrenamiento. Ten en mente que si sitúas expectativas poco realistas para ti (ej. ahorrar el 80% de tu sueldo), siempre quedarás corto, te decepcionarás y tirarás la toalla.

Cada vez que nos decepcionamos frenamos nuestro progreso, porque la psique humana se basa en la esperanza y el optimismo con el fin de lograr ser personas realmente productivas. Por ejemplo, es probable que NO te animes a correr una carrera en la que presumes que saldrás en el último lugar, ya que no existe esperanza de obtener un mejor resultado.

Por lo tanto, cuando crees tus metas financieras, asegúrate de que sean realistas. Si piensas que eres capaz de pagar, por decir, $100.000 durante un buen mes, entonces imponte una meta de $70.000 y trata de llegar más allá cada mes. Te sentirás mucho más animado y mucho más motivado de ir por encima de tu objetivo, más allá de la meta que te impusiste.

Por otra parte te animamos a que no te impongas metas fáciles para mantenerte motivado. Debes desafiarte, pero dentro de los rangos razonables. Y recuerda, tú eres quien puede decidir ajustar las metas pequeñas para alcanzar metas más grandes.

3. Rodéate de personas que potencien tus metas

Quizás no te hayas dado cuenta, pero es sorprendente cuanto nos dejamos influenciar por las personas con las que pasamos más tiempo. Esto es válido para cualquier tipo de comportamiento, no sólo el financiero.

Un ejemplo de lo anterior es que si tus amigos más cercanos y tu familia hacen ejercicio con frecuencia, entonces tendrás más posibilidades de hacer ejercicios que otra persona que no tiene a sus cercanos haciéndolos; otro ejemplo es que si todos tus amigos están involucrados en relaciones amorosas serias, lo más probable es que tú hagas lo mismo.

Por lo tanto, utiliza este conocimiento a tu favor: asegúrate de estar rodeado de personas que conocen y comparten tus metas financieras, así tendrás más probabilidades de éxito. Por supuesto, no debes cambiar a tus amigos, por ejemplo, si sabes que a uno de ellos en particular le gusta ir de compras al centro comercial, evita ese tipo de encuentros, programa actividades (donde puedas reunirte con ellos) en las que no necesiten gastar dinero (lejos de un centro comercial).

Y si tienes la posibilidad de desarrollar nuevas amistades con personas que, como tú, luchan por alcanzar sus metas financieras, entonces ¡hazlo por todos los medios! Ellos, sin duda, te inspirarán para seguir adelante e incluso te enseñarán nuevas y mejores maneras de mantener tu dinero bajo control.

4. Registra y controla tus gastos

Al decir registra tus gastos, nos referimos a que anotes, por ejemplo en una pequeña libreta, cada gasto que realices por mínimo que éste sea. No te imaginas lo beneficioso que puede ser para tus finanzas llevar un registro de tus gastos y hacer un seguimiento de lo que gastas. Si trabajas contratado en una empresa, lo más probable es que en tu empresa se lleve un registro y seguimiento de los gastos, esto no es por una casualidad.

A pesar de que muchas personas dicen que no necesitan llevar un registro de gastos, porque según ellos son austeros: “prácticamente no se compran ropa ni nada que no necesiten, excepto cosas pequeñas como un café o algo de poco valor, y que, por lo tanto ya no pueden ahorrar más”, por lo general los números dicen otras cosas. En efecto, muchas de las personas que no llevan un registro y seguimiento de los gastos que hacen, sienten que su dinero se les escapa de su cuenta corriente todos los meses sin que ellos se den cuenta. Si una persona no llevan un registro y/o seguimiento de gastos ¿Cómo podría saber si están gastando más de la cuenta en almuerzos durante la semana o en happy hours?

Una forma fácil de evitar este problema es utilizar una planilla de cálculos (Excel, Google Docs, etc.) para llevar el registro y seguimiento. En ella podrás rastrear cuidadosamente tus gastos cada mes. Lo más probable es que te des cuenta de las cosas que debes hacer para ahorrar dinero de forma mensual.

Para tener éxito con tu objetivo/meta, debes tomar medidas basadas en lo que descubras con tu registro y seguimiento de gasto.

5. Entiende las tasas de interés y ataca la más alta primero

Aunque la mayoría de nosotros tenemos tarjetas de crédito y/o préstamos (créditos de consumo), muchas veces ni siquiera entendemos cómo funciona el interés en estas cosas. Ya sea que tu deuda se componga de crédito universitario, tarjetas de crédito, crédito automotriz, crédito hipotecario, o todo lo anterior, tómate el tiempo para leer la letra chica en tus estados de cuenta para que entiendas exactamente lo que estás pagando cada mes y por qué.

Si tienes dudas, por favor contáctanos, estaremos felices de ayudarte.

Identifica la deuda con la mayor tasa de interés y ponla en la mira. A continuación, dedica algún dinero extra o dale preferencia a esa deuda, de manera de liquidarla lo más rápido posible (Artículo recomendado: 9 Consejos para controlar las deudas personales).

PARA FINALIZAR

Para que puedas salir de la deuda es fundamental que sigas los 5 pasos que te hemos presentado: 1) debes tener una meta y un plazo; 2) recuerda ser realista; 3) rodéate de gente que te potencie; 4) preocúpate de llevar tus registro de como se gasta tu dinero y 5) ataca la deuda con mayor tasa de interés. Ten en mente que solo depende de ti el salir de la deuda y lograr cualquier objetivo que te propongas.

Te invitamos a que nos contactes si deseas sugerirnos un tema para que escribamos que sea de tu interés en particular o si crees que necesitas ayuda para salir de tu situación, y Enseñarle A Tu Dinero Quien Es El Jefe.

27 junio, 2013

0 responses on "SALIENDO DE LA DEUDA EN 5 PASOS"

Leave a Message

YoPresupuesto. Todos los derechos reservados.
X