YoPresupuesto

¿POR QUÉ CAEMOS EN LA TRAMPA DE LA DEUDA?

Es casi imposible vivir libre de deudas, la mayoría de nosotros no puede pagar en efectivo todo lo que necesitamos para nuestros hogares o para la educación de nuestros hijos. Pero muchos de nosotros dejamos que la deuda se nos vaya de las manos.

Es demasiado fácil gastar más de lo que se puede pagar, especialmente cuando se paga con tarjeta de crédito (Deuda Mala).

Por supuesto, evitar la deuda a cualquier costo no es inteligente. En este artículo te entregamos algunos consejos sobre cuales para que aprendas a juzgar qué deudas tienen sentido y cuáles no, también te explicamos por qué nos endeudamos.

1. Deuda Buena

A veces la decisión de pedir un crédito no depende de la cantidad de dinero que tienes o necesitas, sino más bien de saber si hay maneras de hacer que este dinero trabaje más para ti. Si piensas que puedes conseguir un mayor retorno de la inversión de tu dinero en efectivo que lo que vas a pagar en intereses por este préstamo, tomar prestada una pequeña cantidad a una tasa baja puede tener sentido.

De esta forma, podemos decir que los créditos hipotecarios, los créditos para la educación (Universitaria, Técnica, etc.) o los créditos que pedimos para formar una empresa usualmente son un buen negocio.

Sólo asegúrate de no tener un préstamo cuya cuota mensual sea superior a lo que puedes permitirte pagar y cotiza e investiga para obtener el mejor precio para estos créditos: tasa de interés, seguros asociados, gastos administrativos del Banco, etc. Consejo: fíjate en el valor total de la cuota mensual que pagarás, no te fijes sólo en la tasa de interés del crédito.

2. Deuda Mala

La Deuda Mala es aquella deuda que no necesitamos y que además no podremos mantener si la comenzamos a acumular. Es innecesaria ya que generalmente se acumula cuando comenzamos a comprar cosas que no son realmente esenciales y vitales: como la ropa que compramos y nunca usamos, suscripciones al diario que nunca leemos y así sucesivamente.

Además, es insostenible, ya que por lo general estará asociada a pagos mensuales que difícilmente podremos cubrir, además, si no pagamos a tiempo, los intereses que se acumularán harán que la deuda crezca exponencialmente.

Dentro de la Deuda Mala, una de las peores formas es la deuda de tarjetas de crédito, ya que, por lo general están asociadas a tasas de interés elevadas. Las Líneas de Crédito o Sobregiro de las cuentas corriente también poseen intereses elevados y también se consideran Deuda Mala.

No uses tu tarjeta de crédito para pagar cosas que consumes rápidamente, tal como la comida o las vacaciones; si no puedes pagarlas en una o dos meses, entonces no debes endeudarte por este tipo de cosas pues si lo haces caerás rápidamente en las deudas. Si usas las tarjetas para este tipo de cosas, entonces te estarás endeudando con el peor tipo de deuda, la que llamamos Deuda Mala.

Una alternativa para evitar la Deuda Mala es que definas un Presupuesto mensual y ahorres cada mes dinero en efectivo para este ítem (por ejemplo vacaciones), entonces podrás pagar la cuenta completa. Artículos recomendados: a) Lo que debes saber sobre tu Presupuesto; b) 6 pasos sencillos para un plan de gastos inteligente.

Por otra parte, si hay algo que realmente quieres pero su costo es elevado y está fuera de tu alcance, entonces puedes ahorrar durante unas semanas o algunos meses antes de comprarlo; si no ahorraste lo suficiente podrás pagar la diferencia con crédito y de esta forma te evitarás algunos cargos por intereses.

3. ¿Por qué nos endeudamos con Deuda Mala?

Porque esas decisiones las tomamos utilizando la parte emocional de nuestro cerebro, no la parte racional. Es la parte emocional de nuestro cerebro la que a veces se vuelve loca y nos lleva a tomar todo tipo de malas decisiones: compras impulsivas, abrir todas las tarjetas de crédito que nos ofrezcan, etc. Tal como lo indica J.Lehrer en su libro How We Decide “mientras que el cerebro emocional es capaz de lograr un conocimiento asombroso, también es vulnerable a ciertos defectos innatos. Existen situaciones que provocan que el cerebro humano corra como un caballo salvaje, lo que hace que las personas jueguen en las máquinas traga monedas y compren acciones erróneas o se endeuden excesivamente con tarjetas de crédito” (referencia).

De esta forma, cuando se trata de tarjetas de crédito y de cuentas, el cerebro emocional no sabe enfrentarlos, sino que sólo comienza a juntar los futuros problemas: “El cerebro emocional no entiende cosas como las tasas de interés o los pagos de deudas. Como resultado, el cerebro emocional tampoco reacciona a las operaciones con tarjetas de crédito. Debido a que nuestra impulsividad encuentra poca resistencia, usamos nuestras tarjetas y compramos lo que queramos” (referencia).

Para agravar el problema, las tarjetas de crédito y sus estados de cuenta alteran el equilibrio entre “el placer de adquirir algo” vs “el dolor de pagar por ello”. Obtenemos el placer ahora y diferiremos el dolor para después: “Pagar con plástico (tarjetas de crédito) cambia la forma en que gastamos el dinero, alterando el cálculo de nuestras decisiones financieras. Cuando compras algo con dinero en efectivo, la compra implica una pérdida real: tu billetera está literalmente más liviana, tiene menos dinero. Las tarjetas de crédito, sin embargo, hacen la transacción más abstracta, por lo que realmente no sientes la desventaja de gastar dinero” (referencia).

PARA FINALIZAR

Si no deseas acumular deuda impagable (Deuda Mala), piensa dos veces antes de que saques tu tarjeta de crédito para pagar. Además, lleva un Presupuesto y trata de pagar todo lo que puedas con dinero en efectivo.

Te invitamos a que nos contactes si deseas sugerirnos un tema para que escribamos que sea de tu interés en particular o si deseas contratar nuestro servicio, para ENSEÑAR A TU DINERO QUIEN ES EL JEFE.

27 junio, 2016

0 responses on "¿POR QUÉ CAEMOS EN LA TRAMPA DE LA DEUDA?"

Leave a Message

YoPresupuesto. Todos los derechos reservados.
X