YoPresupuesto

FALLAR EN LA PREPARACIÓN ES PREPARARSE PARA FALLAR

FALLAR EN LA PREPARACIÓN ES PREPARARSE PARA FALLAR

La mayoría de los presupuestos personales fallan, usa nuestro método para que el tuyo sí funcione

Una gran parte de las personas a que hemos asesorado, ha tenido dificultades financieras asociadas a la falta de preparación de eventos (vacaciones, fiestas, compra de un auto, etc.) y su consecuente efecto en la toma de créditos de consumo para cubrirlos. ¿Te sorprende leer esto? Quizás no deberías sorprenderte, porque la deuda de consumo que tienen las familias lleva varios años creciendo a tasas bastante altas, (mucho más fuerte que el incremento del salario y el empleo en los mismos periodos).

Teniendo en cuenta esta pequeña introducción, queremos decirte que hemos encontrado los factores más comunes para recurrir a la deuda de consumo, los cuales son: las festividades anuales, vacaciones y manejo de imprevistos.

Mirando esta situación con cabeza fría ¿Te parecería lógico endeudarte año tras año por compras de Navidad? La respuesta para nosotros es NO, ya que existe suficiente tiempo para prepararse, después de todo la Navidad llega cada doce meses ¿No?.

Habiendo hablado de todo esto, entenderás de mejor forma el título de este artículo “Fallar en la preparación es prepararse para fallar” y cuando decimos preparación nos referimos a incluir un ahorro dentro de las categorías de tu presupuesto, para Prepararte Para La Lluvia. Recuerda que si estás pagando intereses por créditos de consumo, no estás contribuyendo a hacer tus sueños realidad.

¿De qué te tienes que preparar?

Para responder a esta pregunta debemos tener el mismo entendimiento de lo que son los gastos de vida que tiene una familia. Para nosotros los gastos de vida de toda familia se dividen en dos partes: los gastos actuales y los gastos futuros.

  • Gastos actuales: son aquellos gastos que pagamos de forma periódica, mes a mes (ej. Dividendo hipotecario). Estos gastos son fáciles de ubicar si llevas un presupuesto utilizando nuestro método.
  • Gastos futuros: son aquellos gastos que pagaremos de forma futura (ej. impuesto de un bien raíz) y pueden ser conocidos o probables.

Los gastos actuales no deberían ser un problema, para una familia que tiene un presupuesto equilibrado utilizando la Regla 20/50/30. (Contáctanos si deseas apoyo para equilibrar tu presupuesto utilizando nuestro servicio de mentoría).

En la mayoría de los casos, los gastos que sí podrían ser un problema, son los gastos futuros. Sobre todo cuando una familia ha tomado decisiones apresuradas (sin mirar en detalle su presupuesto), para comprar un automóvil, una casa, enviar a un determinado colegio a sus niños o ir vacaciones de fin de año.

Mira los gastos futuros conocidos

Explicaremos este concepto de los gastos futuros conocidos con un pequeño ejemplo: supongamos que se debe pagar la matrícula de estudios en un colegio cada doce meses y que el monto total de la matrícula asciende a $ 120.000. Teniendo esta información en cuenta podríamos decir que si ahorramos $10.000 pesos de manera mensual, llegado el momento, deberíamos tener ahorrados los $120.000 para pagar la matrícula, sin hacernos ningún problema (ni recurrir a tarjetas o créditos de consumo).

Dentro de los gastos futuros conocidos podemos encontrar: pago de impuestos de un bien raíz (contribuciones) , permiso de circulación del vehículo, Navidad, cumpleaños de los miembros de la familia, vacaciones, día de la Madre / Padre / Niño, etc.

Ahora que estás en este punto, piensa en lo que pasó en los últimos 12 meses y date cuenta para qué eventos relacionados con gastos futuros conocidos te pudiste haber preparado. Haz una lista con todos ellos, y comienza a ahorrar desde ya, para que la próxima vez que llegue un gasto futuro conocido estés preparado para él.

Te garantizamos que si ocupas este método, aumentará tu seguridad financiera notablemente y tendrás una vida más tranquila.

Piensa en los gastos futuros probables 

Trabajar con gastos futuros conocidos es bastante fácil, ya que tenemos claro cuánto va a ser lo que debemos pagar. No ocurre lo mismo con los gastos futuros probables, ya que al ser probables, lo único que sabemos es que se producirán en el futuro, pero no sabemos cuándo será ni cuánto nos costará.

Si aún no te queda claro el tema de los gastos futuros probables, te damos algunas ideas reales de lo que podrían representar: veterinario de tu mascota, gastos por emergencias dentales, reparaciones del automóvil y la casa, viajes porque algún familiar está enfermo, etc.

Todos los gastos que te acabamos de nombrar son probables, son “imprevistos”, cosas que aparecieron en nuestras vidas por el solo hecho de vivir. Pero que están ahí y que se harán presentes cuando menos lo esperemos.

Haz una lista de los imprevistos que tuviste durante el último año, inclúyelos en tu presupuesto categorizados como “Prepárate para la lluvia” y comienza a ahorrar desde hoy para que los mismos imprevistos nunca más te vuelvan a tomar por sorpresa.

Contáctanos para apoyarte 

Contáctanos si deseas apoyo experto, diariamente gente como tú toma el control de su dinero con nuestro método y nuestros consejos expertos.

30 julio, 2013
YoPresupuesto. Todos los derechos reservados.
X